VIENA (II)

whatsapp-image-2017-01-31-at-18-58-46-1

DÍA 3:

Tercer día en la ciudad, y aún nos quedaban muchas cosas por ver. Nos volvimos a levantar temprano (8:30h) aunque aquí ya empezábamos a notar un poquito las ganas de parar el despertador 5 minutos más. De camino a coger el metro, visitamos la Iglesia Votiva, que estaba cerca de nuestro hotel.

IMG_4193.JPG

Cogimos rumbo hacia Prater, el parque de atracciones más antiguo del mundo. Aunque estaban todas las atracciones prácticamente cerradas (dado que empiezan a abrir en primavera), fue muy bonito verlo, lo recomendamos totalmente, os sentiréis como niños pequeños. Es el típico parque antiguo, con muchas atracciones diferentes y raras, que encanta a todos los niños, con música de fondo de tiovivo.

DSCN3788.JPG

En este parque no tenías que pagar una entrada sino que cada atracción tenía su ticket. La atracción más cara valía 1 viaje 15€. A que es bonito?

Como veis, el cielo estaba blanco, fue el día que hacía más frío. Aún y toda la ropa que llevábamos, era imposible estar en la calle, era insoportable.

Caminamos hasta el barrio de Hundertwasserhaus (podéis pronunciarlo en voz alta jaja). Se trata de un complejo residencial un tanto peculiar:

Enfrente de esta pared, visitamos el Hundertwasserhaus village, también bastante curioso.

Seguimos hacia Stadpark, el parque de la ciudad. Paseamos hasta encontrar el monumento de Johann Strauss y por el frío tampoco quisimos estar demasiado rato.

La siguiente parada fue el Palacio Belvedere. Sus jardines eran inmensamente grandes, paseamos un buen rato hasta poder llegar al palacio , al cual no entramos, ya que foros y amigos que habían visitado la ciudad no lo recomendaron. Eso sí, por fuera merece mucho la pena, es precioso. Como veis todo viena es muy imperial.

DSCN3896.JPG

Detrás del palacio, había aún más jardines y un mercadillo de navidad. Paramos para comer en Vapiano y descansar un poco, que ya era hora, después de andar taaantos km.

DSCN3908.JPG

Por la tarde, visitamos uno de los lugares que más encanto tenía bajo mi punto de vista, a ver que os parece:

DSCN3913.JPG

Karlskiche, Iglesia de San Carlos Borromeo, solamente la vimos des de fuera, el ambiente era precioso, otro mercadillo de navidad con todo guarnido, este fue uno de los más preciosos, me hubiera quedado allí horas y horas.

DSCN3925.JPG

Secesión de Viena y Naschmarkt, el mercado más conocido de Viena, fueron las dos siguientes paradas del día. Naschmarkt estaba cerrado cuando fuimos, solamente había alguna parada abierta, pero de día tiene que ser precioso ya que es inmenso!

Después de un duro día de andar (en total recorrimos 19,5km), aún nos quedaron fuerzas para volver a Prater para verlo de noche.

DSCN3947.JPG

Visitamos también a final del día el Cafe Central, donde probamos la rica tarta Sacher, típica de Viena.

Cansados ya, nos fuimos para el apartamento, después de un día super super intenso. Por el camino, nos encontramos con un mercadillo cerca del hotel, en un campus universitario, dimos una pequeña vuelta y aquí finalizó el 3er día…

DÍA 4:

Arrastrando el cansancio, volvimos a levantarnos pronto (8:30h de la mañana). Tocaba una visita muy muy especial y uno de los imprescindibles de Viena, tocaba dirigirse al gran Palacio Schönbrunn. Tuvimos que coger el metro ya que estaba un poco alejado del centro. No hacía mucho frío y había una inmensidad de turistas. Hicimos la cola para comprar los tickets (empezamos a las 10:15h) y nos dieron hora a las 14:35h para visitar el palacio con audio guía, nuestra cara fue un poema!

DSCN3967.JPG

No podíamos ir a ningún otro sitio porque estaba muy alejado del centro así que tuvimos que quedarnos por allí. Había un mercadillo navideño frente al palacio y sabíamos que había jardines, pero no que fueran taaan grandes y bonitos!

DSCN3995.JPG

Subimos a la colina que había en la parte posterior del palacio y las vistas aún fueron más impresionantes. Al final passamos toda la mañana hasta la hora de la visita por los alrededores del palacio.

DSCN4016.JPG

El palacio por dentro fue impresionante, muy señorial. Vimos toda la residencia de verano de la familia imperial, sus habitaciones, los grandes salones oficiales todo junto a una explicación fascinante.

A la hora de comer volvimos para el centro.

No quedaba mucha cosa por ver y habíamos oído que había entradas muy económicas para ver la Opera de Viena. Las entradas vendidas en taquilla eran muy caras, pero había un plan B. Si hacías cola en la opera un día de función, unas 3h antes de la interpretación se vendían entradas de pie por 4€!!!!! Así que ni nos lo pensamos, fuimos directos a las 16:30h de la tarde dispuestos a pasar las horas que hicieran falta para poder ver una Opera en Viena (algo realmente fascinante). Había bastante gente y a las 18h empezaron a vender tickets. A las 19h abrieron las puertas para situarnos en nuestros sitios. Estábamos de pie (si un poco incomodo dado que la opera duraba 3h más el tiempo que llevaras esperando), pero realmente valía la pena… sino decidmelo vosotros: fue IMPRESIONANTE.

DSCN4095.JPG

Vimos la Opera Falstaff, obviamente como todas las operas estaba en Italiano pero lo bueno fue que debajo de la barra tenías una pantalla donde estaba todo subtitulado en Inglés o Alemán. Estábamos situados detrás de gente que había pagado unos 260€ por su entrada y nosotros solamente 4€!!

DSCN4102.JPG

Finalizó y ya era tarde así que cogimos el tramvia en Ringstrasse y fuimos hacia el apartamento (si tenéis tiempo es otra forma de ver los monumentos importantes, des del tramvia que recorre toda la calle principal).

Cenamos en el apartamento y aún quedaban dos días que os explicaré en la proxima entrada junto a un montón de información interesante!!

HASTA MAÑANA!!!! Muchas gracias por estar por aquí =P

Carla Ramos

VIENA (I)

whatsapp-image-2017-01-31-at-18-58-46

Hola de nuevo a todooos!!!! 🙂

Hoy me he vuelto a inspirar, así que vuelvo a las andadas por el Blog. Hoy quiero hacer un post de uno de los viajes más bonitos que he hecho por el momento. Si es cierto que teníamos ciertas dudas a la hora de escoger el destino pero no nos arrepentimos nada de porque fue un viaje PRECIOSO!! Así que me gustaría que me acompañarais en mi aventura en VIENA !!! Espero que os ayude si pensáis viajar allí o por lo menos os entren ganas de viajar y conocer nuevos rincones del mundo 🙂

MAPA VIENA.jpg

Nuestro viaje fue del 6 de Diciembre de 2016 al 11 de Diciembre de 2016 (en medio del puente de la Immaculada).

DÍA 1:

Salimos un Martes, a las 12h estábamos cogiendo el avión (Vueling) dirección Aeropuerto de Viena. Al llegar allí, cogimos un tren que nos dejó en el centro, cerca de nuestro Apartamento (aprovechamos el trayecto des del aeropuerto para comprar el abono semanal de transporte, aunque prácticamente no lo usamos porque íbamos a todos lados caminando). El apartamento se llamaba: Sky Residence – Business Class Apartments City Centre, una pasada lo bonito que era y lo limpio y céntrico que estaba, 100% recomendable.

Dormitorio y sala de estar del Apartamento

Entre que llegamos, nos acomodamos, comimos en el apartamento y todo se hicieron las 17h (y allí ya era de noche y hacía un frío que congelaba). Así que fuimos al centro (que lo teníamos a 5′ a pie) y sin quererlo llegamos a RathausPlatz y nos quedamos de golpe con la boca abierta. Un enooorme mercadillo de navidad, con todas sus luces, todas sus paradas, sus miles adornos navideños, su correspondiente pista de patinaje sobre hielo todo bajo el gran Ayuntamiento que hacía ese lugar un sitio de ensueño. Mirad, mirad:

DSCN3486.JPG

Nunca habíamos estado en ningún Christmas Market (Mercadillo Navideño) y sin duda nos encantó. Dimos mil vueltas, recorrimos todas las casetas, hicimos muchísimas fotos y estuvimos muchas horas caminando por este mercadillo durante toda nuestra estancia en Viena (que además si o si teníamos que pasar cada día para ir al apartamento).

Seguimos caminando por la Ringstrasse (avenida donde se encuentran la mayoría de monumentos de la ciudad) y vimos de noche el Parlamento, la Opera, varios museos, nos comimos un Bretzel,… Y nuestra siguiente sorpresa fue que no es que hubiera solo un mercadillo de navidad sino que estaban repartidos por toda la ciudad y en cualquier plaza o enfrente de algún monumento importante había más y más paradas navideñas.

La temperatura era de -2ºC, es decir muchooo frío y aunque lleváramos camisetas térmicas, leotardos debajo del pantalón, abrigos, bufandas, guantes,… no podía faltar cada día una bañera de agua ardiendo al llegar al apartamento para entrar en calor. Así que eso hicimos después de esta pequeña vuelta, cenamos y a descansar para empezar al día siguiente bien temprano.

DÍA 2:

Zzzzzz… dormimos genial pero nos levantamos a las 8:30am con muchas ganas de empezar a ver Viena. Desayunamos y a las 9:30am nos pusimos en marcha dirección al Parlamento. No entramos, solamente lo vimos por fuera, muy bonito.

DSCN3603.JPG

De ahí, fuimos al Palacio Hofburg donde visitamos el Museo de la Platería de la Corte, el Museo de la Sisi y Los Apartamentos Imperiales.

dscn4209

Cogimos un audio guía que duró 1h 30min y nos enseñó tesoros ocultos en Viena que solo pueden visitarse si entras en Palacios como este. A nosotros nos gustó, el museo de la platería quizás fue un poco extenso pero en general el balance del Palacio fue muy bueno, se tiene que visitar 100%.

Luego fuimos en busca de la Biblioteca Nacional de Viena, que habíamos leído que era muy bonita y se tenia que visitar. Nos dirigimos hacia donde en principio pensábamos que estaba, pero no podíamos entrar y después de muchas vueltas, nos dimos por vencidos y no perdimos más tiempo así que no la visitamos. Seguimos por la Ringstrasse y fuimos a visitar la Opera de Viena, IMPRESIONANTE.

DSCN3638.JPG

Ya habíamos mirado los horarios de la Visita Guiada en español así que compramos las entradas y a las 14h entramos a la visita. Muy recomendable! No os enseñaré la sala principal porque luego os contaré un pequeño secreto… 🙂

Nos acercamos también al Museo de Albertina y al Hotel Sacher. Era hora de comer, así que paramos. Casi todas las comidas las hicimos en Vapiano, un restaurante de Pasta, Pizza y Ensaladas, que era rápido, bueno, económico y tenía un local muy bonito que estaba en el centro y así podíamos aprovechar para visitar más monumentos.

Después de comer fuimos a la Catedral de San Esteban, PRECIOSA! Nos sorprendió el techo, un estilo diferente a todo lo que habíamos visto anteriormente. La visitamos por dentro y por fuera, aunque no puedo enseñaros ninguna foto por dentro porque es una catedral muy oscura y no salieron del todo bien.

DSCN3708.JPG

En una callejuela detrás de la Catedral se encontraba la Casa de Mozart, la cual vimos solamente por fuera.

Una curiosidad que encontré en foros que visité antes de realizar el viaje es este reloj que veis a continuación:

DSCN3745.JPG

Se trata de un reloj situado en la plaza más antigua de la ciudad. No es que sea un supermonumento pero es curioso de ver. Nosotros lo visitamos por la tarde pero se ve que al mediodía desfilan doce figuritas mientra suena música clásica vienesa.

Se empezaba a hacer de noche así que decidimos pasear por las grandes calles del centro, llenas de tiendas, donde puedes perderte un buen rato y entrar en alguna que otra para entrar en calor y olvidarte del frió que hace fuera.

Entre tienda y tienda, de golpe la Iglesia de San Pedro asomaba por una calle, una iglesia muy imperial:

Paseamos un ratito más pero el frío nos obligó a comer un “Kurtoskalacs”. Los descubrimos en Budapest y al verlo allí no pudimos resistirnos.

Y luego…llegó una de mis partes favoritas del viaje… La sensación de mirar alrededor, ver el precioso ayuntamiento, los mercadillos de navidad llenos de gente, música navideña sonando y yo patinando…fue un momento de FELICIDAD ABSOLUTA, un momento de película.

IMG_4190.JPG

Estuvimos un buen rato patinando, casi 1h y media, sin poder parar de mirar a todos lados, hacer fotos, sonreír, alguna que otra caída jajaja hasta que la calidad de los patines empezó a pasar factura y paramos de patinar para ir ya dirección al apartamento para meternos en la bañera con agua calentita. Después obviamente caímos muertos de cansancio………

Como por hoy ya he me enrollado demasiado y aún queda muuuuucho Viena por visitar, clickar aquí para ver los siguientes días 🙂

Carla Ramos